EL PROCESO DEL ÉXITO, 5 pistas para entrar en él.

¿Quién quiere más y mejores resultados?, por muy buena que sea tu economía, relación familiar, tu casa, el auto, los lazos padre e hijo, Salud, estado físico, calidad de vida, no importa si se trata de un nuevo negocio o un nuevo color de habitación en el cuarto de tu casa… siempre queremos mejorar lo que tenemos o lo que somos. Siempre aspiramos a ser, hacer y tener una mejor versión de lo que, actualmente poseemos, hacemos o somos. No es malo obsesionarse con realizar los cambios que sean necesarios para obtener los resultados que imaginamos en nuestra mente y que, sin duda, hemos fantaseado con tener.

Pero cuán difícil se torna en muchos aspectos el obtener estos resultados esperados y mejorar lo que tenemos. Es aquí donde, a raíz del estudio de diversos casos, surge el problema central, el cual, si podemos resolver, también se resolverá el resto de la cadena que frena nuestro progreso de vida.

A lo largo de mi vida he llegado a una definición entendible y simple de éxito: el éxito es simplemente un estado mayor y mejor al que teníamos antes, lo cual es completamente mesurable y visible al resto del mundo. Un ejemplo? Nunca he sido devoto de los deportes, a pesar de que mi familia se mueve en el ambieNet del fútbol profesional y tengo amigos que practican disciplinas del físico culturismo. Hace un par de semanas atrás decidí ponerme a practicar tenis… sólo por diversión y salir de la rutina, para despejar mi mente. Era sólo un deseo, pero aplicando un poco de la ley de la atracción (tema apasionante que, seguro escribiré sobre el en otra ocasión) un lunes por la tarde mi cuñado me invitó a practicar tenis cerca de casa. Cuando estaba en la cancha me acordé que había sido mi deseo hace varios días atrás. Y en ese momento se estaba cumpliendo, si yo de otro modo: tuve éxito en lo que me propuse alcanzar.

Bien, la idea es que llevemos este “proceso de éxito” a todas las áreas de la vida. Lo llamo proceso de éxito porque eso es lo que es, un proceso, no algo instantáneo. Si fuera instantáneo se llamaría suerte. Por el contrario el éxito es duradero y como dije anteriormente, mesurable y visible al resto del mundo. El éxito genera cambiis sustanciales, propone un antes y un después, un cambio de rumbo y de mentalidad. El éxito cambia rotundamente los resultados.

A nadie conozco que haya tenido éxito sin un proceso, esto nos dice que el exito no es fortuito, sino una estrategia bien pensada y estudiada, me habla de compromisos llevados con esfuerzo para apegarse al plan que se pensó, es una cultura antiestancamiento, es el fruto de la mejora continua en cada aspecto que nos propongamos mejorar.

El éxito es medible, como el tenis: no importa lo bien aue juegues, siempre ganará el que anota los puntos; así lo que define a una persona u organización de éxito son sus resultados visibles. Por lo cual podemos afirmar que el éxito es un resultado de una serie de acciones, pasos y puntos a seguir.

El mundo tiene una manera de hacer las cosas y muchas veces nos dejamos llevar por esta forma de hacer las cosas, pero ya sabes: quieres resultados diferentes, haz cosas diferentes… esta frase se ha vuelto un cliché. Te propongo la siguiente afirmación de reemplazo: si quieres resultados diferentes, piensa cosas diferentes. Claro!! Porque el proceso del éxito no parte en el hacer, sino en nuestra mente. Plr ello todos los esfuerzos en cambiar la manera de hacer las cosas, no ha cambiado tus resultados. Todo está en la mente.

Vamos más profundo…

Tu mente es el músculo mas poderoso de tu cuerpo. Si no me crees, sólo revisa el porqué te levantas todos los días tan temprano para ir a trabajar. Me dirás: me levanto a las 6 de la mañana porque el reloj despertador me despierta. En realidad no fue el reloj, fue tu mente que te dijo la noche anterior que pusieras el despertador a las 6 de la mañana para ir a trabajar. Tu mente es la que te levanta, es la que propone miedos a los cuales obede es y actuas. Todo obedece al poder de la mente. Es decir, si tienes un manzano plantado en tu casa, pero quieres comer naranjas, no basta con cambiar las ramas ni el tronco del árbol… lo evidente es cambiar la semilla.

El éxito es un árbol que da fruto de acuerdo a su naturaleza y la semilla es la mente.

El proceso del éxito comienza por los pensamientos, estos derivan a emociones, las emociones dictan acciones y las acciones a los resultados. No puedo cambiar resultados sólo cambiando las acciones, ni siquiera las emociones, ya que no puedo “sentir” sin pensamientos. Todo está en la fuerza y cumtura mental que podamos aprender.

Ahora, eres lo que piensas y piensas lo que tienes en la mente. Lo que piensas obedece a años de formación en toda tu vida anterior a este momento. Donde naciste, creciente, cuál fue la formación que te dieron tus padres, qué conceptos de riqueza te impartieron tus profesores, amigos y familiares, etc. Lo bueno es que podemos resetear nuestra mente. Te digo cómo?

Nuestra mente se alimenta a través de los cinco sentidos: vista, olfato, oído, gusto y tacto. Estos cinco canales nos conectan con todo el mundo allá afuera. Por ello tienes los resultados que la mayoría de tu entorno tiene. Y de aquí se desprende la primera pista para entrar al proceso de éxito: 1.- El tacto se puede traducir como el roce que tienes con tu entorno inmediato. Las estadisticas señalan que somos el promedio de las cinco personas con las que más compartimos. ¿Quieres éxito? Quizá sea necesito cambiar de ambiente, amigos, trabajo, barrio, etc. Conozco a personas que son tan drásticos que hasta se han cambiado de región en la que viven, todo para conocer a personas mejores y mas exitosas que ellos. Otros han comenzado con limpiar su libreta de contactos y sus redes sociales. Lo cierto es que el que no te suma, te resta. Identifica a las peronasque te drenan la energía, te quitan la sonrisa y te queman mucho tiempo. Piensa muy bien tus movimientos y gestiones, ya que en este grupo de personas pueden estar algunos de tus familiares, amigos, etc.

2.- La vista es muy importante a la hora de alimentar nuestra mente. ¿Qué estas viendo justo ahora? ¿En qué o upa el tiempo tu vista? ¿Internet, muchs televisión, ves muchas malas noticias? Reemplaza rápidamente lo malo que ves por cosas buenas, lee mucho de negocios y superación, trata de ver peliculas para emprendedores, al menos a mi me encantan las películas del tipo comedia y de emprendimiento. Mira revistas de viajes y donde muestren lugares maravillosos del mundo, esto te permitirá comenzar a sentir de manera muy diferente. La vista permite recordar muchos detalles de éxito

3.- La importancia de oir es similar al de la vista. Te pregunto hoy ¿qué estas oyendo? Chismes, mal entendidos, malas Noticias, no hay una conversación constructiva con tus amigos o repiten siempre lo mismo? Cambia la información que oyes. En lo personal cuando camino, o voy en bus, pongo los pod cast que yo mismo grabo o descargo audio libros, cuando llego a mi destino, entró con toda la energía del mundo. Si buscar mejorar tus resultados, debes comenzar por cambiar lo que está entrando a tu mente a traves de tus oídos.

4.- Olfato. Podemos traducir el olfato como la capacidad de percibir las ocasiones de hacer el bien y las  buenas oportunidades de negocios. Si te estas preguntando porqué otros tienen éxito en sus negocios y tu no, seguramente estas poniendo tu foco en los problemas y no en las oportunidades. Otra manera es preguntarte qué tan íntegro estas siendo. ¿Hueles a integridad? Recuerda que los mejores negocios se basan en valores como la confianza y la integridad.

5.- El gusto podemos traducirlo como lo que estamos hablando y comunicando. Y ta sabes la pregunta que te haré: ¿que estas hablando?, ¿cuales son tus palabras frecuentes? Si tienes un lenguaje descriptivo no creativo, o negativo, estarás lejos de llegar al éxito. Te sugiero comenzar por declarar y comunicar al mundo lo feliz que eres, e irradiar energía. La gente comenzará a responder a tu lenguaje, y te daras cuenta de quienes tienen también un lenguaje positivo. Ser agradecido por lo que tienes también te ayudará a mejorar tu lenguaje, hablarás las cosas buenas de la vida, oportunidades, etc.

Una vez que cambies la información que entra a tu mente a través de estos cinco canales, tendrás nuevos pensamientos, serás mas positivo y te centradas en lo bueno, estos pensamientos son tan poderosos que harán que te sientas mejor, que tu e emociones irradien sensaciones, y esas emociones harán que tomes acciones que antes no tomabas, arriesgarás más y mejor, serás mas positivo te centrarás en las oportunidades y estas emociones mejorarán también tus resultados.

Bienvenido al proceso de éxito.

Powered by LupoTech